Originally published in La Opinion 

Los Ángeles
La ciudad de Los Ángeles debe tomar una decisión importante: preservar Wyvernwood Gardens, una vivienda inmobiliaria mayormente latina y de bajos ingresos, o desalojar una comunidad entera.

Wyvernwood es el hogar de 6,000 angelinos. La constructora Fifteen Group, propietaria de e Wyvernwood, ha propuesto una renovación que obligaría la pérdida de casi 1,200 de unidades de vivienda asequibles y, en consecuencia, el desalojo de una comunidad que ha permanecido por años en ese complejo habitacional.
El próximo alcalde de Los Ángeles tendrá un papel clave en determinar el resultado de este conflicto.
En una ciudad con recursos económicos limitados, los desarrolladores urbanos tientan a representantes del gobierno con trabajos y servicios críticamente importantes.

Esta tentación prohíbe la consideración de las necesidades de la comunidad. Por otra parte, los residentes de Wyvernwood carecen de conexiones en la municipalidad quienes elegirán preservar esta comunidad latina trabajadora.

Ha sido casi imposible encontrar imparcialidad para los residentes que quieren quedarse en sus hogares.

El concejal José Huizar representa a Wyvernwood y es uno de los pocos que ha expresado su desaprobación públicamente. El concejal proclamó recientemente que las “generaciones de familias serían perjudicadas por este desmantelamiento de la comunidad y yo me uno a la vasta mayoría de los residentes de Wyvernwood que se oponen a esta propuesta “.

La candidata a alcaldía, la contralora Wendy Greuel, se ha demostrado estar del lado de los intereses que han luchado por años para desmantelar los derechos de los inquilinos. Ella ha recibido en esta campaña política el respaldo del grupo de acción política del Central City Association (CCA), de la Cámara de Comercio de Los Ángeles y el grupo anti-inquilina Apartment Association of Greater Los Angeles (AAGLA)

La Coalición por la Supervivencia Económica (CES ), una organización dedicada a la defensa de los derechos de los inquilinos, ha expresado serias preocupaciones sobre la lista de respaldos que ha recibido Greuel.

Al mismo tiempo, el candidato a alcalde, el concejal Eric Garcetti, no ha establecido todavía su posición sobre Wyvernwood. Hasta ahora, ha logrado formar alianzas con los defensores de la vivienda y de los derechos de los inquilinos. A través de su servicio en el concejo de la ciudad, ha sido uno de los más francos defensores de los derechos de los inquilinos y la vivienda asequible en la ciudad de Los Ángeles.

Los conflictos como estos requieren fortaleza de espíritu y convicción política. Juntos con la campaña Homes for All (Hogares Para Todos) de Right to the City (Derecho a la Ciudad), seguiremos luchando. Nuestros barrios urbanos están en juego y la elección de alcalde será determinante para nuestro futuro.